Foro-Bitacora Enerxia.Net - Energía eléctrica de lujo
Foro-Bitacora Enerxia.Net
Foro-Bitacora Enerxia.Net
Inicio | Perfil | Temas Activos | Membros | Buscar | FAQ
NomeUsuario:
Clave:
Salvar Clave
 All Forums
 Enerxias Alternativas e Renovables
 Economía y Empresa
 Energía eléctrica de lujo
 New Topic  Reply to Topic
 Printer Friendly
Author Previous Topic Topic Next Topic  

felix

959 Posts

Posted - 06/07/2009 :  12:18:51  Show Profile  Reply with Quote
Energía eléctrica de lujo

Fuente: Expansión

No cabe duda de que la energía es un lujo, al menos en España. O quizás lo que ocurre es exactamente lo contrario; es decir, que somos un país lujoso, al que le sobran los recursos, y no dudamos en despilfarrarlos con una alegría y una frivolidad que asusta. Me explicaré.


A finales de los años 60, cuando España había iniciado una política económica abierta, que empezaba a dar sus frutos en forma de tasas de crecimiento elevadas, el crecimiento del parque generador fue impresionante. Entre 1960 y 1975, la potencia instalada pasó de 6.567 MW a 25.467 MW, con un crecimiento del 385%.

El consumo creció un 440%, pasando de 18.600 a 56.500 GWh, lo que supone una tasa media anual acumulativa del 10,4 %, sin precedentes en nuestra historia y con muy pocos casos comparables en el mundo.

España se ha embarcado en una política de liderazgo en energías renovables con un desorden regulatorio sin precedentes
Buena parte de la nueva potencia instalada correspondía a centrales alimentadas con combustibles líquidos (fuel-oil), elección que parecía oportuna, ya que los precios del petróleo habían sido bajos y estables, y parecía que iban a seguir siempre así. Por otra parte, España disponía de divisas para comprar los equipos correspondientes y para hacer frente a la factura del petróleo, lo que en la anterior etapa económica habría sido imposible.

Los choques del petróleo, especialmente el segundo, en 1979, hicieron que los costes de generación de esas centrales se elevasen de forma astronómica, por lo que su utilización quedó reservada para las grandes ocasiones, por utilizar una expresión un poco jocosa. Desde entonces, estas centrales han ido envejeciendo sin apenas utilizarse. Un lujo.

Moratoria nuclear
En los años setenta estaba en pleno desarrollo una política de utilización amplia de la energía nuclear, que se veía como solución al problema del petróleo y alternativa a los elevados costes del carbón nacional, aún muy utilizado como combustible en la generación de electricidad en España.

El Gobierno decidió en 1984 una moratoria nuclear, paralizando definitivamente las centrales de Lemóniz 1 y 2 y Valdecaballeros 1 y 2, con una potencia total de casi 4.000 MW, todas ellas en construcción muy avanzada o casi terminada. El coste de esta decisión se estimó en su día en 745.000 millones de pesetas.

A precios corrientes de hoy, puede estimarse en 7.000 millones de euros. Como a España le sobraba el dinero, ¿qué forma más elegante, marchosa y útil de gastarlo en plena crisis económica que cerrar unas instalaciones que habrían ahorrado cantidades ingentes de dinero y de emisiones, y abaratado considerablemente el precio de la electricidad? Un lujo.

¿Duda alguien de que hace falta un pacto de Estado sobre energía y una política dictada por el sentido común y el realismo?
Mucho tiempo después de aquella decisión, sin duda avergonzados por ella, algunos han intentado justificarla con el argumento de que había un exceso de capacidad de generación. Argumento glorioso donde los haya. Si hubo un exceso de capacidad, se debió a que entre 1980 y 1985 se construyeron unos 3.000 de capacidad en centrales de carbón (el llamado plan de aceleración de centrales de carbón).

Si en 1983-1984 se preveía ese exceso a corto o medio plazo, pudo haberse optado por paralizar las centrales de carbón en construcción, con menor coste de inversión, menos avanzadas en su construcción y menos limpias. Y, finalmente, con un coste de generación más bajo. Pero se decidió lo contrario.

Además, no habría pasado nada si se hubiesen paralizado sólo temporalmente unas u otras, cosa que, en cualquier caso, habría ocurrido por la imposibilidad de utilizarlas a pleno rendimiento si no había demanda para ellas. Pero el cierre definitivo de aquellas nucleares era una decisión –y un coste– irreversible. Más lujo.

Desorden regulatorio y administrativo
En la última década, España se ha embarcado en una política no menos gloriosa de liderazgo en energías renovables. Con un desorden regulatorio y administrativo sin precedentes, se ha conseguido alcanzar una potencia instalada (a finales de 2008) de 16.740 MW eólicos y 3.300 MW solares fotovoltaicos, más otras cifras menores correspondientes a las restantes tecnologías.

Las primas a esas energías –es decir, el sobrecoste neto que representan para los consumidores– se estiman para este año en 4.000 millones de euros. Como estas primas están comprometidas para un período de entre 20 y 25 años y habrá que añadirles las correspondientes a las instalaciones que previsiblemente se pondrán en servicio en los próximos años, un simple cálculo muestra que los consumidores españoles han contraído –por decisión gubernamental– compromisos de pago de unos 100.000 millones de euros para los próximos 25 años. Viva el lujo.

Ahora nos encontramos a las puertas de una decisión como es la de la posible ampliación de vida de la central nuclear de Garoña o su cierre. Como se trata de una central pequeña, que sólo produce el 1,5% de la energía eléctrica de nuestro país, los de siempre argumentan que no pasa nada por cerrarla.

Pero perderemos la oportunidad de utilizar una magnífica instalación durante muchos años más, ahorrando costes de inversión que podrían dedicarse a otros fines, máxime en una época de dificultades crediticias. Que no falte el lujo.

El precedente de Zorita
Claro que previamente se adoptó una decisión similar, cuando en 2003 se decidió cerrar la central nuclear de Zorita, aún más pequeñita, la pobre. Precedente nefasto, aceptado por quienes, ignorantes y ciegos, pensaron que ese cierre era suficiente para calmar las ansias de clausura de los activistas antinucleares por muchos años, y que Garoña no correría peligro. Pues ya ven ustedes. De aquellos polvos vinieron estos lujos.

Como puede verse, la política energética española es de lujo. De lujo y despilfarro permanente. Y de glamour, como corresponde a un país rico como el nuestro, donde se vive tan bien que dentro de poco empezaremos a vivir mal. Lo de la cigarra y la hormiga, ya saben.

Lo más grave es que España tiene (o ha tenido, según se mire) un conjunto de empresas eléctricas de las más eficientes del mundo, tanto, que han sido la envidia de sus competidores, que las han ido adquiriendo una tras otra.

Teniendo unas empresas eficientes y unos precios de la electricidad por debajo de la media europea, parece que los políticos se han empeñado en una misión nada imposible, como es la de conseguir que nuestra electricidad sea aún más cara, para ponernos al nivel de los países más ricos. Que viva el lujo una vez más.

¿Duda alguien de que nos hace falta un pacto de Estado sobre energía? ¿Duda alguien de que nos hace falta una política energética dictada por el sentido común y el realismo, en lugar de por la ideología, la arbitrariedad y el ‘aquí mando yo’? Y para terminar ¿qué esperan ustedes de la subcomisión de estrategia energética recientemente aprobada por graciosa decisión de los señores diputados y de los partidos que se supone que nos representan? Se admiten apuestas. Dentro de unos meses hablaremos de ello.
  Previous Topic Topic Next Topic  
 New Topic  Reply to Topic
 Printer Friendly
Jump To:
Foro-Bitacora Enerxia.Net © Enerxia.Net Go To Top Of Page
Esta página se ha generado en 0.06 segundos. Powered By: Snitz Forums 2000 Version 3.4.06
. .


Otras webs de:
(C) 2000 Enerxia.Net

xRenovables Enerxias Renovables
xWeb Desarrollo Web
xEduca Formación Reglada
xTIC Recursos TIC
xArt Arte y Pintura
xLearning Cursos
REBT Reglamentos Técn.
SLNE Sociedad Limitada NE
Guía de Empresas
Foro Enerxias Renovables
Blog Enerxias Renovables
Blog Castrelo de Miño

Casa da Costa Turismo Rural

a
Enerxia.net es una iniciativa personal que sólo pretende aportar un granito de arena en el fomento de las Energías Renovables, el espíritu emprendedor, la difusión y uso de las TICs y la conservación del medio natural.